13 cortes de pelo que no pudieron hacerse estando sobrios

Lavar, cortar, peinar. A veces sabemos exactamente lo que queremos cuando vamos a la peluquería. Si tenemos suerte, al mirarnos al espejo al final del corte, quedamos satisfechos y felices. Pero a veces no somos tan afortunados. Aunque quién sabe: sobre gustos no hay nada escrito, ¿cierto?

1.

2.

Peluquero: "¿Qué quieres?"
Cliente: "Hazme algo fresco y veraniego".
Peluquero: "Hecho".

3.

 

Ein Beitrag geteilt von bennyharlem (@bennyharlem) am

4.

5.

6.

Pinterest

7.

8.

9.

Pinterest

Peluquero: "¿Qué quieres?"
Cliente: "Quiero ver cuando se acerquen mis enemigos".
Peluquero: "Entiendo".

10.

Pinterest

Peluquero: "¿Qué quieres?"
Cliente: "Quiero que parezca que estoy en la cárcel".
Peluquero: "Hecho".

11.

Pinterest

Peluquero: "¿Qué quieres?"
Clienta: "Mi pareja dice que no le escucho".
Peluquero: "Lo tengo".

12.

Pinterest

Clienta: "¿Sabes cuando tu madre te decía que tenía ojos en la nuca?".
Peluquero: "Ah, ya sé".

13.

Pinterest

¿Y? ¿Ganas de probar la nueva peluquería que han abierto en la esquina?

Créditos:

Bored Panda, Pinterest

Comentarios

Más de Nolocreo