Mujer toma foto de su padre junto a su nieta moribunda

Siempre es difícil despedirse de un ser querido. Especialmente si padece una enfermedad y tú no puedes hacer nada para evitarlo, incluso si lo intentas con todas tus fuerzas.

Cuando Ally Parker se enteró de que su querido padre sufría ELA, el mundo se le vino encima. Tenía una muy buena relación con él, y le afectó profundamente saber que no vería crecer a su nieta. A principios de diciembre de 2017, Ally se enteró de que ella tampoco podría hacerlo. 

Su hija de cuatro años, Braylynn, empezó a quejarse constantemente de un dolor, así que la preocupada madre la llevó al médico. Ally nunca se imaginó que recibiría un diagnóstico tan grave como doloroso. La niña tenía un tipo de tumor cerebral particularmente agresivo y fue hospitalizada de inmediato.

Completamente traumatizada y y rota por la noticia, a la joven madre le informaron, además, de que no había terapia para su hija. La ciencia médica aún no ha encontrado cura para este tipo de cáncer.  Todo esto fue demasiado para Ally, quien se hundió por completo. Dos enfermedades se llevarían tanto a su padre como a su amada hija, y no podría hacer nada al respecto.

Para lidiar mejor con esta terrible situación y concienciar a los demás sobre la enfermedad de su hija, Ally fundó un grupo de Facebook en el que mantuvo a amigos y familiares al día sobre la condición de su pequeña princesa. "Dentro de unos días tendré que enterrar a mi hermosa hija. En unos meses, o incluso semanas, tengo que enterrar a mi padre", escribía Ally tratando de liberar su dolor.

Junto con estas líneas, compartió una foto de su padre sentado al lado de la cama de su nieta enferma. Su expresión de angustia y lágrimas en sus mejillas revelan el gran dolor ante la desgracia que ha caído sobre su nieta. Esta imagen no solo muestra la pena y la desesperación del abuelo, sino que también es un reflejo del sufrimiento de Ally. Será la última imagen del abuelo y la nieta juntos.

El 16 de enero, Ally escribió a su comunidad de Facebook para comunicarles que su pequeña Braylynn había muerto. "Nuestra dulce Braylynn, nuestra princesa guerrera, ha despegado hoy con sus deslumbrantes alas rosadas de ángel. Era una princesa con la fuerza de un luchadora, y nunca será olvidada ".

Nadie pudo salvar a su pequeña Braylynn, pero la familia de Ally quiere ayudar a las personas afectadas por la misma enfermedad. La hermana de Ally comenzó una campaña de recaudación de fondos para pagar los altísimos costos médicos del tratamiento de su sobrinita, así como para donar dinero para investigación. "Tenemos que evitar que esta cruel enfermedad, llamada DIPG, se lleve a nuestros hijos", explica.

Es inimaginable lo que la joven madre tuvo y tendrá que pasar. Por fortuna, cuenta con el apoyo de su familia y amigos. A pesar de que está viviendo un duelo de tal magnitud, se muestra fuerte al alertar a los demás sobre la enfermedad de su hija y ayudar a otros pequeños a través de sus acciones. ¡Todo lo mejor y mucha fuerza!

Comentarios

Más de Nolocreo