Hombre intenta robar un auto con dos niñas dentro y recibe una golpiza

Brandie Weiler, una mujer de Virginia, Estados Unidos, iba con sus dos hijas en el auto cuando presenció un horrible accidente automovilístico. Dos autos chocaron frente a sus ojos y, como buena persona, se bajó rápidamente de su van para ayudar a los heridos y llamar a una ambulancia.

Cuando estaba cerca del lugar del accidente vio con estupor que el causante del choque ya había abandonado su vehículo y que ahora se dirigía hacia la van donde habían quedado sus hijas. El sujeto metió la mano por la ventana, desbloqueó la puerta del auto y ¡se sentó en el asiento del conductor!

Brandie, que estaba ya lejos, no podía más que gritarle a sus hijas que salieran del auto lo antes posible. Maddie, su hija mayor de 12 años, y Mollie, de tan solo 7, estaban en grave peligro. ¡El hombre estaba dispuesto a raptarlas para huir de la escena del crimen! 

Pero ciertamente el hombre, identificado como Paul Salsman, no esperaba la reacción de Maddie. La pequeña de tan solo 12 años vio que el extraño tenía malas intenciones y comenzó a golpearlo con furia para proteger a su pequeña hermana. Mientras le pegaba gritó por ayuda y logró que no hiciera partir el auto.

"Nada más cruzó mi mente excepto el pensamiento 'Es un psicópata y tiene que salir del auto'", cuenta la valiente Maddie tras la hazaña. Mientras ella luchaba por no ser secuestrada, no se percató de que su hermanita ya se había bajado de la van y estaba fuera de peligro. Eventualmente, y al ver que no iba a poder salirse con las suyas, el tipo se bajó del auto también y se dio a la fuga.

Maddie, lamentablemente, no salió ilesa, ya que se fracturó un brazo durante el forcejeo. ¡Pero había salvado el día! Su padre, Steven, cuenta que ha criado a sus hijas exactamente para ese tipo de situaciones: “Siempre les he dicho que si alguien trata de llevárselas, peguen, griten, pataleen, arranquen los ojos, lo que sea que tengan que hacer”. Y claramente la pequeña lo escuchó. 

Tras el gran susto, la policía llegó y logró capturar a Salsman, quien durante su fuga intentó robar dos autos más. Fue acusado con los cargos de intento de robo, el chocar y darse a la fuga y, además, por conducir bajo la influencia de las drogas. ¡Pero qué manera de arruinarle el día a una inocente familia que solo quería ayudar a los heridos de un accidente! 

¿Pero de dónde sacó Maddie toda su fuerza con tan solo 12 años? Resulta que la familia gusta de cabalgar caballos, y su hija explicó que: “Mamá, si puedo controlar un animal de 680 kilos, estaba segura de que podía encargarme de él”. ¡Qué energía! Yo no me imagino ni cabalgando caballos ni deteniendo locos. Realmente es una chica especial, ¿no crees? 

Ahora se está curando tranquilamente de su lesión en casa, y los padres también ya intentando olvidar el susto más grande que han sufrido en sus vidas. Brandie, la madre, cuenta feliz: “Los huesos se pueden curar, ¡pero nada puede reemplazar a mis hijas!”

Créditos:

Fox News 

Comentarios

Más de Nolocreo