Nuevo tío sorprende a toda la familia al abrazar por primera vez a su sobrina

Cuando Kevin y Kayla Troop, de California (EE. UU.), se convirtieron en padres por segunda vez el año pasado, todavía no podían creer la suerte que habían tenido desde el nacimiento de su primera hija.

Sin embargo, para celebrar el nacimiento de Maysen Ava con toda la familia, tenían que ser pacientes, ya que los padres y el hermano menor de Kevin estaban en un largo viaje por Nueva Guinea.

Después de tres meses, toda la familia finalmente se reunió. Era una tarde muy amena, los miembros de la familia hablaban con entusiasmo de diversos temas, no solo del bebé y del largo viaje. Sin embargo, Daniel, el hermano de 20 años de Kevin, que tiene síndrome de Down, parecía estar incómodo: "Mi hermano se sintió excluido ese día porque no podía participar en la animada charla de los adultos. Le resulta muy difícil quedarse al margen de las discusiones grupales. Me abrazó ocho veces en diez minutos, así que me di cuenta que necesitaba más atención ".

Daniel es una persona feliz y afectuosa por naturaleza, siempre se pone feliz con las pequeñas cosas de la vida. Desafortunadamente, muchas de las personas que lo rodean no lo toman en serio, porque lo ven como un niño discapacitado a pesar de que ya es mayor. La falta de comprensión que recibe a diario ofende profundamente al joven.

Kevin conoce a Daniel de toda la vida y sabe que es una persona tan confiable como pacífica. Para alegrarle un poco el día, la joven pareja tomó una decisión: "Mi esposa y yo hoy le pedimos que sostuviera a nuestra hija en brazos. Él la miró y la abrazó durante cinco minutos de una forma muy especial. Se quedó inmóvil. A mí casi se me salen las lágrimas ".

reddit / Guinean

Después de la sorpresa inicial que le produjo este inesperado regalo, Daniel cayó en un estado de absoluta calma y relajación: "Fue muy dulce y gentil con ella. Estaba completamente tranquilo y sereno ".

Kevin sabía que Daniel adora tener a bebés en sus brazos. Desafortunadamente, rara vez tiene la oportunidad porque la mayoría de los padres no confían en su capacidad de manejar a un bebé correctamente; pero su hermano Kevin sabía que de esta forma Daniel disfrutaría de la reunión familiar.

Todo lo que Daniel necesitaba ese día era sentir por primera vez a Maysen Ava en sus brazos. Tío y sobrina pudieron disfrutar sus primeros cinco minutos juntos, y dado que el encuentro funcionó tan bien, no será la última vez que tengan una sesión de abrazos. 

Créditos:

cafemomtheepochtimes

Comentarios

Más de Nolocreo