Estrella del culturismo: hace 7 años era un obeso mórbido de 182 kilos

Luis Trigo, de Georgia, tenía un serio problema que estaba dañando su salud, su vida social y su confianza en sí mismo. Con 30 años, Luis era un obeso mórbido de unos 182 kilos. No es ninguna exageración si decimos que su vida corría peligro.  

 

Ein Beitrag geteilt von Luis Trigo (@savageresolve) am

Cuando se hizo adulto, comenzó a desarrollar muy malos hábitos alimenticios y se convirtió en un autoproclamado adicto a la comida basura: "Desayunaba en McDonald’s. A la hora de la comida, pedía dos hamburguesas dobles de queso, y para la cena, una pizza de salchichón". Luis también tenía una constante necesidad de azúcar y consumía postres y refrescos en cada comida. 

El efecto que este tipo de alimentación tuvo en su cuerpo fue devastador, y la reacción de la gente fue muy dura. "Recibí comentarios muy mezquinos en el día a día. La gente me decía que era un "don nadie" y me preguntaban: '¿Cómo puedes sentarte en los aviones con ese tamaño? Era muy hiriente", explicó.

El sobrepeso de Luis empeoró tanto que incluso tuvo que dejar su empleo. Como jefe de almacén, su trabajo requería un poco de movimiento y sus kilos de más le impedían desplazarse con facilidad. Luis no podía sostenerse sobre sus piernas durante mucho tiempo. Además de perder su trabajo, su estado físico también empezó a afectar su salud mental. Su infelicidad se convirtió rápidamente en una depresión; no quedaba ninguna duda de que estaba enfermo. 

Un poco más tarde, en abril de 2011, el estado de Luis se volvió crítico: empezó a padecer problemas de corazón y tuvo que acudir al hospital de emergencia. Fue entonces cuando le quedó claro que tenía que cambiar su vida drásticamente si quería seguir viviendo. Era ahora o nunca.

 

Ein Beitrag geteilt von Luis Trigo (@savageresolve) am

Luis renunció a la comida basura para siempre. También redujo su consumo de azúcar e inició una dieta cetogénica, la cual es muy alta en proteínas y vegetales y muy baja en carbohidratos. 

 

Ein Beitrag geteilt von Luis Trigo (@savageresolve) am

Luis también comenzó un intenso entrenamiento físico. Hacer ejercicio se convirtió en poco tiempo en una gran pasión, y decidió iniciar una nueva carrera como entrenador personal. 

Le encanta ayudar a otras personas a ponerse en forma nuevamente, y sus fotos en Instagram le han proporcionado más de 25.000 seguidores. 

 

Ein Beitrag geteilt von Luis Trigo (@savageresolve) am

La transformación de Luis es asombrosa, pero la gran disciplina que tuvo que adquirir para lograrlo es incluso más impresionante. Ojalá que esta historia les infunda motivación a otras personas para que puedan tener un estilo de vida saludable, antes de que sea demasiado tarde.

Créditos:

The Sun

Comentarios

Más de Nolocreo