7 peculiares veredictos de un juez con mucha imaginación

La sala del tribunal del juez Michael Cicconetti es toda una caja de sorpresas. Durante 21 años, este juez de Painesville, Ohio, ha practicado lo que él llama "justicia creativa". Según el lema "ojo por ojo, diente por diente", las víctimas pueden vengarse de sus perpetradores aplicándoles incluso gas pimienta durante el juicio. "No quiero que los acusados terminen en mi sala de audiencias nuevamente", explica este padre de 5 hijos. "Por esta razón, no tengo miedo de darles un buen susto". Aquí tienes los veredictos más locos de este juez:

1. Una pareja fue sorprendida teniendo sexo en un parque público. Después de eso, los partidarios del amor al aire libre tuvieron que limpiar el parque y recoger todos los condones del lugar. Además, tuvieron que poner un anuncio en el periódico pidiendo disculpas a todos los testigos de su pasión.

park intimate

2. Una mujer había dejado a 35 pequeños gatitos en el bosque durante el invierno. Para que supiera lo que habían sentido los animales, tuvo que pasar una noche en el bosque a mediados de noviembre: sin mantas, comida, agua o tienda de campaña. Pero debido a que las temperaturas cayeron bruscamente ese día, el juez mostró cierta compasión y permitió que la mujer hiciera una fogata. 

Kitty seriously approaching

3. Un hombre había insultado a policías con la palabra "cerdos". Como castigo, tuvo que permanecer de pie frente a una estación de policía con un cerdo vivo de 158 kilos y un letrero que decía: "Esto no es un oficial de policía".

Blond eyelashes

 4. Un hombre que conducía ebrio fue enviado a una morgue. Allí tuvo que mirar a las víctimas de accidentes automovilísticos causados por conductores borrachos. 

In the Morgue?

5. Una mujer se negaba a pagar su factura de taxi. Michael Cicconetti le impuso correr 48 kilómetros en 2 días: esa era la distancia que había conducido el taxista cuando le dio el servicio.

13/07/06

6. Un hombre se robó las donaciones económicas del Ejército de Salvación destinadas a las personas sin hogar. El veredicto: él mismo tuvo que pasar un día como vagabundo en la calle.

At the Display Window

7. Estudiantes de secundaria pincharon los neumáticos de un autobús escolar; por lo tanto, la excursión de una escuela primaria tuvo que ser cancelada al día siguiente. El juez les ordenó organizar un pícnic para compensar a los alumnos de primer grado por los daños ocasionados.

Flat Tire

Los creativos veredictos de Michael Cicconetti no perdonan las multas o el encarcelamiento, pero pueden atenuar sus condenas. ¡Pero aquellos que se han sentado en el banquillo de los acusados de jueces como este, no les quedarán ganas de aparecerse de nuevo por el tribunal!

Créditos:

wikipedia

Comentarios

Más de Nolocreo