Madre adolescente muestra conmovedoras fotos de antes y después

A la mayoría de los padres les produce una gran alegría ver la segunda línea que aparece en su prueba de embarazo. Sin embargo, el sentimiento es distinto si los que reciben la noticia son adolescentes que aún acuden a la escuela.  

Caitling Fladager sufrió un enorme shock cuando se enteró de que estaba embarazada. La joven canadiense y su primer novio, Noah Slomski, de 17 años, estaban enamorados a más no poder. Y hasta ese momento, sus preocupaciones versaban sobre cómo eludir la clase de matemáticas o cuándo tenían la próxima fiesta. Entre sus planes no se encontraba en absoluto tener un bebé. Prácticamente, nadie cree que un par de adolescentes sea capaz de cuidar a un niño correctamente.

Especialmente, los adultos del entorno de Caitlin mostraron una gran preocupación: le dijeron a la niña embarazada que Noah se esfumaría lo antes posible. ¿Qué joven de 17 años quiere asumir la responsabilidad de un niño? Entonces Caitlin le preguntó a su novio en qué se diferenciaría de otros padres adolescentes. Su respuesta nunca la olvidará: "Supongo que tendrás que esperar a que yo te lo muestre".

Y él mantuvo su promesa. Cuatro años después, Caitlin y Noah no son solo viven en pareja, ¡también están casados! Después de su hija Arianna, tuvieron a Jack. Y Noah, a pesar de todas las predicciones negativas, es un padre tierno y amoroso, como lo demuestra Caitlin con esta foto de antes y después que compartió en Twitter:

Noah y Arianna incluso tienen una pequeña tradición: una vez al mes, el padre recoge a la niña de 4 años para una "cita". Él la ayuda a elegir un bonito vestido, le trae flores y van juntos a un restaurante para disfrutar de un postre.

"Quiero pasar más tiempo con ella", explica el papá Noah. "De todas formas, pasamos tiempo juntos cuando yo regreso del trabajo, pero casi nunca estamos solos".

"Arianna siempre sabrá cómo merece ser tratada porque su papá es un gran modelo a seguir", dice con entusiasmo Caitlin. Incluso si el comienzo estuvo lejos de ser ideal, y los padres jóvenes tuvieron que renunciar a muchas cosas, Caitlin y Noah están orgullosos de su pequeña familia y de todo lo que han logrado a pesar de los prejuicios.

De todos los países hispanohablantes, Bolivia es el que presenta la mayor tasa de embarazos de adolescentes, 116 por cada 1000. Cuando eligen quedarse con el niño, es frecuente que no puedan hacerse cargo solos, sino que dependen de una red de apoyo familiar. Con sus fotos, Caitlin y Noah quieren demostrar que han superado este desafío, incluso si solo unos pocos creían en ellos.

Créditos:

Faith Tap, ABC News

Comentarios

Más de Nolocreo