9 desgarradoras cosas que tu madre nunca te contó sobre su vida

Desde el momento en el que nos traen al mundo, su única preocupación es que estemos bien; que si hemos comido suficiente, que si vamos bien abrigados, que si nos esforzamos y somos buenas personas, que si nuestros cuartos o casas están limpias...

Nuestras madres siempre están ahí para nosotros. Damos por sentado que no tienen otros intereses que no sea nuestro bienestar, y podemos olvidar fácilmente que ellas son también personas con sus propias vidas y deseos, que muchas veces dejan a un lado porque se preocupan más por sus hijos que por ellas mismas. Así que es hora de que revelemos los secretos que nuestras madres nunca nos contaron.

1. Tú eres la razón por la que ha llorado tanto.

Tu madre lloró de alegría cuando se enteró de que estaba embarazada. Lloró de felicidad cuando por fin te sostuvo entre sus brazos. También lloró cuando las cosas no te iban bien. Y de orgullo por cada uno de tus logros. 

2. Ella también quiere el último pedazo.

Pero, por supuesto, ella dice que está llena cuando se percata de que quieres comerlo. Su tremendo amor por ti hace que renuncie a él. Y no solo renuncia a ese pedazo de pastel, sino a mucho más en la vida. 

3. Siempre se preocupa por ti. 

Incluso antes de que nacieras, tu madre lo dio todo por que no sufrieras daño alguno. Cuando tardabas en volver de la calle, te esperaba. Pero no para molestarte, sino para asegurarse de que estabas bien. Ya sea en la enfermedad o en un desengaño amoroso: ella siempre está a tu lado. Para siempre.

4. Ha sufrido dolor. Muchas veces.

Tu parto fue el mayor dolor que puede sufrir una persona. Y los 9 meses previos no fueron tampoco fáciles. Después, le mordiste cuando te amamantó, le tiraste del pelo y pegaste patadas. Pero una sonrisa tuya era suficiente para olvidarlo todo.

5. No es perfecta.

Quizás a veces la forma en la que se preocupa por ti te pone de los nervios. Quizás no lo hace todo bien o como a ti te gustaría. Pero siempre hace todo lo posible y es su mejor crítica. 

6. Le encanta mirarte. 

Para ella es muy difícil dejar de mirarte. Cuando por fin te dormiste tras esa noche de insomnio para luego despertar con una sonrisa: ese momento ha quedado grabado en su corazón. 

7. Cuando lloraste, su mundo se derrumbó. 

Cada uno de tus sollozos es como un puñal en el corazón. Porque para ella no hay nada más importante que consolarte y hacerte feliz de nuevo.

8. Verte marchar es una pérdida terrible.

Desde el principio sabe que poco a poco vivirás tu vida. Cada paso de este proceso es difícil para ella: ya sea tu primer amor o tu propia casa. Lo que a ti te parece una eternidad, para ella pasa en un suspiro. Por eso es tan difícil para ella.

9. Lo haría todo otra vez.

A pesar de todo el dolor y de lo que ha perdido, el amor y la alegría siempre han sido mayores y más importantes. Es por eso por lo que lo haría todo de nuevo. Porque te quiere.

9/52 - Mom's Hug

La próxima vez que veas a tu madre, dile lo mucho que la quieres. O dale las gracias. Esto la hará inmensamente feliz. A veces es necesario darnos cuenta de todo lo que hacen nuestras madres por nosotros y de todo a lo que han renunciado estos años. Ellas nos dan su amor para que triunfemos en la vida.

Y, ahora, comparte estas preciosas palabras sobre las mejores personas del mundo, ¡las madres!

Comentarios

Más de Nolocreo