Encuentran 3 tigres llenos de larvas en caja abandonada en el aeropuerto

En marzo de este año, una extraña caja arribó al aeropuerto de Beirut, en el Líbano, sin etiquetas de destinatario o procedencia y sin ninguna información que pudiera revelar qué contenía. Durante 7 días estuvo varada en el aeropuerto sin que nadie la reclamara, hasta que un juez dio la orden de abrirla. Lo que hallaron dentro de ella dejó a todos petrificados…

Facebook/Animals Lebanon

En un pequeño espacio de solo 42 centímetros de alto había 3 cachorros de tigre siberiano, una especie en peligro de extinción. Los tigres estaban desnutridos y deshidratados, además de cubiertos de su orina y excrementos. Pero lo peor de todo era que, además de la pestilencia y suciedad, las paredes de la caja, sus piernas y sus anos estaban completamente infestados de larvas y gusanos.

Los pobres cachorritos llevaban días encerrados en condiciones completamente deplorables y ni siquiera habían sido vacunados. Gracias a las leyes del país, la organización de rescate animal “Animals Lebanon” logró trasladarlos a un lugar seguro para tratarlos e investigar más sobre su condición. Allí descubrieron que solo uno de ellos tenía un microchip insertado, cuando la norma es que todos lleven uno.

Además, sus cojinetes de las patas se encontraban en carne viva y rojos debido a la orina acumulada en el fondo de la caja. Como la altura de la caja les impedía ponerse de pie, también sus muslos y patas traseras fueron afectados. Los tres sufrían de diarreas y otros problemas estomacales. 

Luego de una investigación, se descubrió que los pequeños tigres provenían del Zoológico de Nikolaev en Ucrania y que se dirigían al Zoológico Samer al-Husainawi en Damasco, Siria. Se cree que la falta de papeles en regla fue el motivo por el cual no pudieron llegar a su destino. Según el director ejecutivo de Animals Lebanon: “Desde el año 2012 su madre ha dado a luz a al menos 12 cachorros, incluyendo estos 3. Los otros 9 fueron vendidos a compradores privados”. 

Facebook/Animals Lebanon

Si bien están siendo tratados por un veterinario especializado y ya se encuentran mucho mejor, la lucha de los rescatistas aún no ha terminado: el director del zoológico de Ucrania los quiere de vuelta y está tomando acciones legales para ello. “Estos gatos gigantes pueden valer miles de dólares en el mercado negro. El dueño está peleando para recuperarlos. Y nosotros estamos luchando por los tigres”, dice Animals Lebanon en un mensaje de Facebook. 

Aún no se sabe cuál será el destino de estos tres pequeños, pero la organización de rescate está haciendo todo lo posible para poder enviarlos a un santuario. Allí vivirían tranquilos, con espacio suficiente y otros tigres de su misma especie. Sin embargo, el director del zoológico podría lograr ganar la pelea judicial para tenerlos de vuelta y venderlos a compradores de mascotas exóticas. 

Aquí puedes ver el video de Animals Lebanon:  

¡No dejemos que cosas como estas sigan sucediendo! La organización que los salvó está pidiéndole al mundo que comparta esta historia para hacerla conocida. Solo de esa manera los jueces podrán liberar a los tigres en el santuario en vez de devolverlos desde donde vinieron. Apoya la campaña de la organización y mantente firme en contra de la compra y venta de animales exóticos.

Créditos:

the dodo, MailOnline

Comentarios

Más de Nolocreo